Atrás de Apolo

El GPS es una herramienta de última generación que utilizamos para señalar con mucha precisión en donde estamos ubicados y hacia donde queremos navegar a través de una red satelital.

En mi ciudad, mi querida y entrañable tierra; tenemos como costumbre cuando queremos llegar a un lugar que desconocemos dentro de la misma, a pesar de que nuestras autoridades hicieron una ardua labor en el señalamiento de calles, colonias y avenidas principales, la mayoría no lo utilizamos y además no funciona; y digo no la utilizamos porque yo también me incluyo en esa mayoría, las personas que habitamos allí, se puede decir que nacimos ya con nuestro posicionador global integrado, así es todos traemos un GPS que funciona de manera muy particular, sin necesidad de satélites, altas tecnologías o comunicaciones vanguardistas.

Para determinar la ubicación a donde queremos llegar solo es preciso mencionar como punto de referencia algún nombre de algún familiar, institución bancaria, gasolinera, negocio o algún hecho relevante ocurrido muy cerca del lugar, por ejemplo: Oye!  Donde compraste tus zapatos?..mmm es un una nueva zapatería que está entre la 6 Nte Y 4 Ote ;  pos’ donde es eso?  es aquí en P.R.? si, esta atrás de Apolo, ahí es cuando nuestro GPS se activa de manera instantánea, por ahí hubieras empezado, Apolo ojalá nunca te derriven o desaparezcas por favor!  ó como este caso; Esos tacos están muy buenos te los recomiendo están en Zaragoza y 16 de septiembre, por donde?.. es  como si fueras a la central camionera por donde estaba el pic nic adelantito.

En los casos cuando tenemos algún encargo dentro del mercado este también es efectivo, mira….entras por la de los quesos y antes de llegar a la tortillería te metes por ese pasillo como si fueras a los caldos,  bueno cuando se visitaba el mercado porque hoy, es totalmente ”Out”  que te vean por ahí, ahora si no vas por los zacahuiles o por los tacos de borrego por la mañana ni te aparezcas, las señoras lo utilizan para las compras de olvido; por ejemplo:  Oyé!  ayer te vi en el mercado. No que crees! que fui a hacer la despensa a (nombre de cualquier  cadena de mercados transnacional) y se me olvidaron los *huevos; ó también el ejemplo de los útiles escolares como: pepito!! Hasta a las seis se acordó, que le encargaron una cartulina para mañana; tuve que ir de volada al mercado y pa’ colmo me levanto la grúa.

Entras por la de los churros y caminas hacia las pescaderías, la verdad quién sabe si continúen con la tradición de hacer churros por esa puerta, son locales muy viejos que se quedan en la memoria de la gente haciéndose punto referente y creándose una costumbre,  ó está ubicado exactamente atrás de doña Pipa!, suena como albur pero son datos efectivos, como también es válido apoyarnos con algún suceso relevante como por ejemplo: a traviesas la Uruguay (quién no conoce la Uruguay) y a la altura del semáforo, cual semáforo?.. te acuerdas por donde chocó  un taxi con la camioneta roja; pues allí a lado.

La experiencia de andar con los amigos en la “hora feliz” (happy hour), el famoso “2 x 1”  que es una estrategia de marketing que emplean algunos establecimientos, bares y restaurantes para bajar el precio de la bebida en determinadas horas, donde él consumidor aprovechará de manera apremiante  tomarse cualquier cantidad de cerveza para salir después del lugar como muñeco inflable publicitario; de esas experiencias también podemos tomar algunos situaciones, recuerdo un compañero de trabajo que te proporciona coordenadas en base a estos locales, ..te vas por el centro, como si fueras al Best Western compañero! Y doblas a la izquierda. ó  hay un lavadero de carros muy bueno en la 20 está al a lado de un modelorama , yendo de aquí, para allá, pasas Garibaldi, la Corona y un OXXO, ya no sabes si es un mensaje subliminal o de que se trata, bien pues es una de tantas costumbres que tiene mi tierra que espero visitarla muy pronto.

Saludos!

P.d. Soy de la Revo!, tomas el Bulevar de la Petro ? te sigues derecho pasas el 4 ½ , bajas por el rincón tuxpeño, cruzas el puente y llegas a la “y” griega, cuatro casas para arriba allí tienes tu casa.

*Huevo de Ave.- Alimento que alguna vez regularmente fue consumido por el hombre; hoy su consumo en México está relacionado a la nobleza, compite al igual que el caviar por sus escasees, rareza y precio.

Sueño de Fuga

Aquellas grandes salas de cine que visité durante mi niñez y adolescencia, donde por su tamaño; podrían caber seis o más salas de cine actuales.

Refreeeescos, Palooomas! Pasaba el encargado con su pequeña lampara de mano, bajando y subiendo los dos mil ochocientos escalones que tenía el Cine Hidalgo o esperar el intermedio donde con delicadez de cirujano hacían corte a la película para poner un cartón amarillento en pantalla diciendo:  “Visite nuestra fuente de sodas”, o el de antes de iniciar “ Favor de no subir los pies al respaldo”, no seas Cochino!.

El siguiente paso era enfrentar  la  acarienta y apestosa cortina que se interponía entre el hot dog y yo para poder bajar al Snack & Bar (ahora) o al W.C.;  derecha para damas, izquierda al fondo para caballeros si más no recuerdo, el mostrador de la fuente de sodas era de forma redonda donde se exhibían todo tipo de golosinas, pero yo hacía fila en el carrusel de la muerte (lento, largo y desesperante) era un asador de salchichas tipo carrusel donde podías ver girar las salchichas desde la fila  y elegir una de ellas (según yo), ver cual estaba más cocida y cuando tocara mi turno decirle al despachador que me diera esa;  la que esta de lado derecho pegada al cristal y  que por supuesto, nunca me hacía caso.

Desde él ….Ya llegueeeé  ….…Niño calla a tu mamá cuando lloraba algún infante y el famoso Cacaroooooo!!!  que es algo así como el coco, sabes que existe,  siempre está allí, pero nunca lo ves, cuando se interrumpía “rara vez” una cinta; sentarte en la parte superior al fondo en tus tiempos de Don Juan o simplemente para arrojar palomitas a la luz del proyector para que se vieran en pantalla.

Te podías quedar a vivir todo un día si querías, pasaban dos películas primero una mala y por el último el churro aguamielero que estabas esperando que en ocasiones era más mala que la anterior, se llamaba permanencia voluntaria podías volver a ver de nuevo la película, o podías llegar a cualquier hora.

Los domingos eran de matiné; la exclusividad que tenía el santo (el enmascarado de plata) y Capulina en ese recinto era envidiable para cualquier artista de su tiempo; hasta la fecha sigo pensando quien era el tipo encargado de la creatividad de los títulos de esas películas es algo extraordinario, por mencionarte algunos checate estos: Capulina vs. Los Moustros, Capulina vs. El Santo, Santo vs los Vampiros, Santo vs las Momias de Guanajuato,  Santo vs. Los Zombies para los que ahora ven (The Walking Dead) el tema de los zombies no es novedad.

Pasó Tiburón, Superman, Las Guerras de las Galaxias, Rocky, Loca Academia de Policía,  Kramer Vs. Kramer que por cierto esa película no tenía nada de acción, me pareció de lo más aburrida, Vaselina, Splash, hasta el Chanfle y las filas interminables hasta el área de estacionamiento que era un terreno plano semi asfaltado con zonas polvorientas y algunos matorrales (ahora tienda Chedrahui) donde te encontrabas compañeritos de la escuela que al igual que a mí, los papás nos llevaban a ver los estrenos; era emocionante platicar en el recreo las escenas de acción  y  las más divertidas de la película. La cartelera era una estructura de madera tipo pizarra de beisbol utilizaban pintura blanca para los estrenos, en ocasiones se les olvidaba renovarla y exhibían eternamente “Perros de Paja”.

Antes, ya estaba el Teatro Social pocas veces entre a él, en ese tiempo nuestro cine se había devaluado y se exhibían películas de ficheras, cabaret y  albur, como: Bellas de Noche, Los albañiles, Los verduleros, Mecánica popular y todas las demás de Alfonso Zayas y el Caballo Rojas;  remodelado el teatro a la fecha está peor, ahora la gente solo asiste para ver año con año las únicas dos películas: Mentiras Verdaderas actuada y dirigida por la Secc. 30 y De Aquí a la Eternidad…Dirigida por la Secc. 30 y  su actor estelar  Sergio Lorenzo Quiroz; pasando a cosas más agradables es importante mencionar que nuestro querido Teatro Social es un icono importante dentro de la historia de Poza Rica; ya que es un edificio de los más antiguos que aun prevalece …sí, aun está ahí!  solo que nunca veras su fachada principal ya que alguien negoció con su jardín, que era  una plazoleta con áreas verdes, bancas, arboles hasta una que otra palmera y una fuente de azulejos blanco con azul o viceversa, donde vivían un par de tortugas de rio, bueno este inmueble puede contar la historia de Poza Rica a través de sus grietas y además ha  visto pasar generaciones de Poza Ricenses por sus butacas.

Ya en tiempos postmodernos nace el Audicine Sección 30, que era una joya a comparación de los otros cines, y digo joya no por la arquitectura si no porque al fin, nuestra generación lográbamos estrenar algo. Todo nuevo y olía a limpio, su paredes eran de madera con tapiz rojo era algo increíble!, comenzaba el tiempo de las sala de cine más pequeñas, recuerdo haber asistido una semana completa todos los días  a este cine recién de nuevo, durante siete días pasaron películas James Bond OO7, no me perdí ninguna, después vinieron cinema del Sol ubicado en la central camionera, ahora convertido en un local religioso o centro milagroso, hubo temporadas que cinéfilos visitaban Papantla  con sus dos salas nuevas, servía de paseo además de pasar a cenar antojitos mexicanos, molotes por ejemplo.

Periódicamente mi papá tenía que visitar el D.F. para cumplir con sus  estudios médicos,  nos divertíamos mucho y la pasábamos bien, se nos hacia tarde para salir del compromiso en el hospital,  con periódico en mano ya en la sala  de espera, nos poníamos de acuerdo para ver que cines deberíamos visitar primero, fue cuando conocí los grandes colosos de la ciudad de México, como el cine Latino, El Palacio Chino, El Metropolitan, El Chapultepec , el Real Cinema y el Cosmos entre otros, este último todavía sigue en pie lo puedes localizar en San Cosme, el cine está abandonado, se cae a pedazos, los grafiteros se han ensañado con él,  pero siempre que lo veo no dejo de pensar lo emocionado que estaba cuando mi papá me llevo a ver E.T. (El Extraterrestre).

Esos tiempos han cambiado, ahora si quieres ver una buena película apuéstale a una infantil o de superheroes, las salas son pequeñas puedes escuchar los diálogos de la película que se está exhibiendo en la sala contigua, entras sano y sales casi con neumonía, si por error olvidaste llevar calcetines o sweter bye!  No hay nadie que regule la temperatura del clima, ya no hay respeto hacia las personas, los chavos interrumpen con sus “Smartphones con el amigo frecuente, sales temblando,  sin sueño y con ganas de llorar una porque es una fortuna la que gastaste pasando antes por Wallmart, Game Zone, Suburbia, SAM´s etc… y la otra por los dos litros y medio de referesco que te tomaste y al final te cuestionas;  Por este churro me voy a quedar sin comer esta catorcena?….jajá

Pero en fin como dicen: “El Cine se ve mejor en el Cine” , cuando sintieron el agua hasta el cuello y querían que regresara la gente a las salas, mientras tanto las videocaseteras ganaban terreno.

Bye!

P.d.  A propósito el fin de realizar este post era para comentarles solamente que genero de películas me gustan, la respuesta es de Gangters; El Padrino I y II, Erase una Vez en America, Scarface, Los Buenos Muchachos, Casino, Pulp Fiction, Los Infiltrados, Los intocables, Perros de Reserva, Donni Brasco, Atrapado por su pasado, American Gangster, etc. Etc. mi artista favorito es Al Pacino, Robert D´Niro, Jack Nicholson y Meryl Streep la película infantil que  más me gusta es Buscando a Nemo y cada vez que veo que están pasando Sueño de Fuga  en la tele con Tim Robins y Morgan Freeman me la reviento .

Arte Abstracto

Arte que no imita ni representa directamente la realidad exterior, tanto si el artista no se inspira en la realidad como si el tema no puede descifrarse. Se basa en la idea de que el color y la forma tienen su propio valor artístico.

El arte abstracto es el estilo artístico que surge alrededor de 1910 y cuyas consecuencias han hecho de él una de las manifestaciones más significativas del espíritu del siglo XX.

El arte abstracto no necesita justificar la representación de las figuras sino que tiende a utilizar un lenguaje visual propio con unos siginificados variados.

En sus inicios, el arte abstracto dio lugar a grandes polémicas y discrepancias. De hecho, ya en tiempos de la Prehistoria se utilizaron la estilización y el geometrismo. Pero con el paso del tiempo se ha convertido en una fuente inagotable de ideas para los artistas de nuestro siglo y nadie se atreve ahora a poner en duda su existencia e identidad como un arte propio.
El lenguaje que se utiliza esta basado en las experiencias fauvistas y sensaciones del autor, exaltando normalmente la fuerza del color.
También existe la expresión con estructuración cubista, que da lugar a las diferentes abstracciones geométricas y constructivas.

La tradición abstracta conoció un importante renacer en Estados Unidos a partir de finales de los años cuarenta con el Action Painting y con el Colour-Field Painting. Estas tendencias fueron suplantadas a partir de 1960 por la aparición del arte minimalista que inició un nuevo periodo de interés por la geometría y la estructura, periodo de interés por la abstracción, que siguen adoptando numerosos artistas inspirados por las más variadas motivaciones.

Artistas Abstractos Importantes

Vasily Kandinsky (1866-1944) Es el gran teórico del arte abstracto. Escribe “De lo espiritual en el arte”, donde expone sus ideas y reflexiones sobre el arte, lo que es y lo que es la obra de arte. En él realiza una declaración de principios. Su pintura tiene como objetivo despertar la emoción del espectador, en el que deben actuar sólo los sentimientos.
Pone a sus cuadros títulos abstractos, intrascendentes, actitud que más tarde imitaron los demás pintores. entre sus obras, destacamos Puntas de arco, En alto, Lírica, Impresión V, Improvisación, Juicio universal; Amarillo, rojo, azul.

Paul Klee (1879-1940) Tiene un carácter más simbólico. Transforma las figuras hasta hacerlas irreconocibles. Entre sus obras, El niño en el paisaje, Composición, En el gris de la noche, Puerto y veleros.

Piet Mondrian (1872-1944) Fue un pintor holandés famoso quien perteneció al movimiento de vanguardia. Se lo relaciona directamente con el neoplasticismo, nació en la ciudad de Amersfoort Holanda y murió en Nueva York .

Mondrian expresaba que el arte no debe ser figurativo, no debe representar la realidad; su abstracción geométrica tenía una base filosófica “encontrar la estructura básica del universo”.

*Fig. al inicio es un Mondrian

Estilos y Evolución (última parte)

El paso del tiempo y están obligados a convivir en el amplio espacio de la música afroameriana. Esta situación se hace patente en los años cincuenta.

Por un lado algunos músicos blancos, como Chet BakeLos años cincuenta: bebop, coul y rhythm and blues. En la relativamente breve historia del jazz, apenas un siglo, los cambios se han producido siempre a caballo sobre movimientos existentes, que no han desaparecido, sino que sólo han cedido la primera página de la actualidad sin llegar a extinguirse. Lo que en principio parecían “modas” son en realidad estilos, que se han afirmado con r, rehuyeron el lado más explosivo del bebop sin renunciar a los progresos que éste suponía  y adoptaron una estética más apaciguada con un toque de lirismo y emoción a la que se aplica el nombre de cool jazz .

Los años sesenta: la “New Thing” y el soul. En Estados Unidos los años sesenta vieron cómo los movimientos políticos y sociales afroamericanos adquirían cada vez mayor dimensión con líderes como Martin Luther King o Malcolm X, y lograban el objetivo de la consecución de los derechos civiles que hasta entonces el racismo les había negado.

En este marco apareció la primera casa discográfica dirigida por un hombre de color, la Tamla Motown, responsable del lanzamiento de numerosas estrellas del rhythm and blues y el soul con una gran capacidad de penetración comercial, es el caso de Marvin Gaye, Aretha Franklin, Sam Cooke y sobre todo James Brown, apodado “Godfather of soul” (el padrino del soul), que supo transformar como nadie la esencia del gospell en experiencia mística laica, convirtiendo sus conciertos en actos de fervor casi religiosos.

Mientras tanto el pop británico de los Rolling Stone o Erik Clapton descubría el blues y lo divulgaba entre el público europeo a través de sus propias versiones, a menudo bastante alejadas del original, pero que sirvieron para dar a conocer a algunos de los grandes maestros del blues.

Así mientras una parte de la música afroamericana alcanzaba una dimensión como nunca se había conocido, el jazz vería el advenimiento de la “New Thing”, literalmente la “cosa nueva” o free jazz, una radical alteración de los principios musicales que habían regido anteriormente la improvisación. Músicos como Ornette Coleman o Cecil Taylor lideraron este movimiento revolucionario de tintes reivindicativos que chocó contra el muro de la incomprensión. Promovían una música ajena al servilismo hacia el público blanco, que paradójicamente era el único que les prestaba atención, mientras el público afroamericano se decantaba hacia otros estilos. Aún hoy los coletazos del free jazz tienen más eco en Europa que en Estados Unidos

Buena parte de los músicos del free jazz, excelentes instrumentistas, fuero poco a poco abandonando este callejón sin salida que les conducía a una situación de incomprensión musical generalizada.

En resumen, el final de los años sesenta fue una época de increíble proliferación de estilos y de géneros y el aficionado al jazz disponía de un amplísimo abanico de ofertas, desde el tradicionalismo de Armstrong a la vanguardia de Cecil Taylor o de Charles Mingus, pasando por las orquestas de Count Basie y Duque Ellington, por las diversas formaciones de Dizzy Gillespie, los Jazz Messengers, el blues de B.B. King, el soul o el rhythm and blues.

Los años setenta y el espíritu de fusión. En el mundo de la música todo había cambiado: la difusión discográfica, el tipo de conciertos, la radio, la televisión… ya nada era lo mismo, y la música, al igual que otras artes, como el cine, es también negocio. Jimi Hendrix y otros se habían aventurado en el mundo del rock con una música eléctrica de marcado acento afroamericano y habían conseguido un éxito notable. El rock, la música progresiva, el pop y otras etiquetas semejantes vendían, el jazz no podía quedarse fuera y así a algún genio se le ocurrió el concepto de “fusión”, en el que cabía un poco de todo,

Como en los años del bebop, surgirán de nuevo las polémicas y muchos consideraban a Miles Davis y a su jazz-rock o fusión fuera del jazz o todo lo más como un género menor.

Los años setenta verían desaparecer a algunas de las grandes figuras del jazz de todos los tiempos como Armstrong o Ellington y a muchos les faltó tiempo para augurar la defunción de toda la música del jazz. Los históricos desaparecían y los jóvenes se vendían por un puñado de dólares al todopoderoso rock. La realidad, sin embargo, fue muy diferente, la música afroamericana no había muerto, no sólo el jazz, el blues o el rhythm and blues proseguían su camino, sino que no cesaban de surgir nuevas formas y nuevos músicos, como la “salsa” neoyorkina, heredera de la tradición afrocubana de los primeros músicos latinos llegados a Nueva York e impregnada de influencias del jazz y del soul, o el funk de músicos como George Clinton.

El enorme celo interpretativo de los músicos dio lugar a una espectacular evolución de los sonidos, no sólo se habían añadido nuevos instrumentos sino que también  las técnicas progresaron con gran rapidez, cabe citar a Jaco Pastorius que transformó el bajo eléctrico, o Joe Zawinul el uso de los teclados.

Los años setenta no significaron, ni mucho menos, el declive del jazz y de la música afroamericana en general, sino una nueva etapa de transición.

Vuelta a los orígenes y nuevas perspectivas. Los años ochenta significaron en cierta manera un proceso de clarificación, Miles Davis regresó a los escenarios tras una larga ausencia rodeado de músicos jóvenes. El jazz recibía apoyo institucional: incluso en España el gobierno subvencionaba giras y conciertos, en Francia se condecoraba a los músicos y en Estados Unidos, antes de tener un presidente saxofonista, Ronald Reagan ya invitaba a Miles Davis a la Casa Blanca.

El jazz seguía siendo minoritario pero tenía un  público consolidado. Comenzaba a despuntar una nueva generación de músicos que seguía caminos diferentes, los unos tras la pista de la siempre anhelada vanguardia y los otros por el camino del regreso a los orígenes. Entre los primeros los Weather Report con Omar Hakim, el infatigable John McLaughlin o el siempre ingenioso Lester Bowie. Entre los que se decantaron por los orígenes el protagonista es Wynton Marsalis, técnicamente irreprochable, su estética despertó los más diversos comentarios.

Los años noventa han confirmado esas numerosas corrientes dispersas. El jazz no tan solo no ha muerto sino que quizá  está más presente que nunca en la actualidad musical. El auge del rap, la recuperación del bebop, el “revival” del soul, los éxitos comerciales del funk y sus derivados, la aparición de nuevas bandas del más puro estilo Nueva Orleans, la actualidad del blues o incluso el éxito en las discotecas del “acid jazz” son síntomas de la buena salud de esta música cuando ya ronda el siglo de existencia bajo el nombre de “jazz”.

Estilos y Evolución (Part V)

Estilo Nueva Orleans. Esta ciudad fue la cuna del jazz, aquí nació Jerry Roll Morton, que si bien no inventó el jazz, sí fue uno de los primeros músicos que tuvo conciencia de que esa música, en la que se entremezclaban tantas influencias y que partía de una tradición un tanto difuminada, era una “nueva” música. En este primer jazz todavía se aprecian claramente los lazos con la música de pasacalle y con el ragtime. Figuras indiscutibles de este momento son los cornetistas Buddy Bolden y posteriormente King Oliver.

Nueva York y Chicago en los años veinte. En los primeros años veinte el jazz encontró refugio en los locales de los traficantes de alcohol. Ya en 1923 las orquestas de King Oliver y de Jerry Roll Morton comenzaron a grabar discos que anunciaban el jazz (a posteriori llamado “tradicional”) que tendría en Louis Armstrong a su más popular representante.

Armstrong, al frente de sus Hot Five primero y luego con los Hot Seven, consiguió que el jazz diera un salto enorme en su evolución al imponer la expresión personal del solista frente a la improvisación colectiva entretejida que caracteriza el estilo de Nueva Orleans.

Los años de la Depresión. El crack económico de 1929 afecto gravemente a numerosos músicos que se vieron alejados de los estudios de grabación y de los escenarios, sin embargo el publico seguía reclamando espectáculos y las orquestas ya establecidas siguieron conociendo un auge imparable al que se sumaría, entre otras; la de Count Basie, considerada por muchos la mejor orquesta de jazz de todos los tiempos.

La era del swing. En 1923 se derogó la prohibición del alcohol en Estados Unidos y este hecho, junto a los éxitos y la popularidad de formaciones de músicos blancos como Benny Goodman o Glenn Miller contribuyó a que el jazz perdiera, al menos en parte, el calificativo de música marginal.

En la segunda mitad de los años treinta el jazz alcanzó uno de sus grandes momentos de florecimiento. Es el estilo que se conoce como “mainstream” (literalmente se traduce por corriente principal), época intermedia entre el jazz tradicional y el jazz moderno.

Las orquestas seguían siendo el marco ideal para el lucimiento de los solistas y a la vez favorecieron la eclosión de nuevos talentos como el saxofonista Lester Young y del contrabajista John Kirby.

Fue el momento también de la aparición de dos grandes cantantes, Billie Holiday y Ella Fitzgerald, quienes, junto a Sarah Vaughan, reinarán hasta nuestros días como diosas entre las voces del jazz.

El jazz tras la segunda guerra mundial.  En 1941, los Estados Unidos entraron oficialmente en guerra y buena parte de los músicos de jazz se vieron obligados a vestir el uniforme militar y a colaborar con las bandas del ejército o a grabar discos destinados al esparcimiento de la tropa. En Europa tampoco se respiraban buenos aires para esa música que los nacionalsocialistas calificaban de “degenerada”.

La influencia de la guerra en la vida de los músicos y sobre todo las ansias de innovación de los más jóvenes contribuirían a una profunda renovación del jazz.

El club Minton´s Playhouse sería la cuna de un nuevo estilo, el bebop, que tiene en Charlie Parker y Dizzy Gillespie a sus líderes indiscutibles. Los músicos de jazz ya no encontraban en el mundo del espectáculo el lugar adecuado para expresar su talento, simplificando las cosas, si Louis Armstrong representó en su momento la toma de conciencia del solista dentro de las formaciones del jazz, los bopper representaron una toma de conciencia mucho más amplia, se trata de volver a los orígenes, de reinterpretar y reescribir la tradición mediante la exploración de nuevas armonías, la ampliación de los registros sonoros y explotar todas las posibilidades de los ritmos y los tempos a la vez.

Entre los nuevos músicos Thelonius Monk sería uno de los primeros en adaptar el piano al bebop, igual harían Charles Mingus con el contrabajo y Miles Davis con la trompeta entre otros muchos.

La escena del jazz de la segunda mitad de los años cuarenta era un auténtico hervidero, pues, ante el nacimiento del bebop, los representantes de la tradición trataron de revitalizar el estilo de Nueva Orleans, a la vez que la música afrocuabana, instalada en Nueva York, se adueñó de buena parte de las salas de baile

Fue también la época del gran triunfo de la cantante Ella Fitzgerald, con unos recursos técnicos incomparables como el “scat”, forma vocal basada en sílabas onomatopéyicas (ya utilizada por Louis Armstrong) que permite competir con la improvisación instrumental. Junto a ella destacaron como las más grandes figuras del jazz vocal Billlie Holiday, con un estilo más intimista y Sarah Vaughan, la cantante más emblemática del bebop.

Además de los clásicos como Armstrong, Basie o Ellington y de los modernos Parker y Gillespie, el rhythm and blues vivía un momento de esplendor con la aparición de figuras como Ray Charles, Etta James o Chuk Berry. Incluso parecía que algo empezaba a cambiar en la política estadounidense, surgiendo las primeras emisoras radiofónicas destinadas al público afroamericano y desterrando etiquetas como la de “race records” que se habían destinado a esta música.

Agrupaciones (Part IV)

Las agrupaciones instrumentales en jazz son muy variadas, pueden ir desde un instrumento solista a grandes bandas de hasta 50 músicos. Las más comunes son:

TRIO. Formado generalmente por dos instrumentos rítmicos (batería y contrabajo) y uno melódico, que suele ser el piano o la guitarra. Esta agrupación se puso de moda a partir de los años 40 con el inicio del jazz moderno.

CUARTETO. Es quizás la agrupación más característica, consiste en añadir a la anterior un instrumento de viento, trompeta o saxofón. En un QUINTETO habrá dos instrumentos de viento.

BIG BAND. Las más comunes cuentan con una sección de ritmo (piano, contrabajo, batería y guitarra) y otra de viento de viento (saxofones, trompetas y trombones). La época más importante de este tipo de agrupaciones fue en los años 30 o “era swing”.

Características e Instrumentos (Part III)

Superposición de ritmos regulares e irregulares, con la utilización de notas a contratiempo y síncopas. Ambas consisten en una alteración del ritmo, se trata de acentuar una parte débil del compás, pero mientras que la síncopa continúa en la parte fuerte, las notas a contratiempo terminan antes de comenzar la parte fuerte siguiente.

La improvisación. La forma más común de los temas de jazz clásico (anterior al free jazz, años 60) es la forma canción (AABA). Cada una de las partes suele tener 8 compases. El músico de jazz al improvisar crea nuevas melodías, puede hacerlo adornando las melodías existentes o creando nuevas líneas por encima de las armonías dadas, que están en la base de toda la composición.

Instrumentos:

El jazz es una música de raíz africana con elementos occidentales, esto se refleja en los instrumentos se utiliza. Fundamentalmente se dividen en dos clases: los que marcan el ritmo (rítmicos) y los que tocan la melodía (melódicos).

Batería. Se empezó a utilizar muy tempranamente pero como un instrumento secundario, que acompañaba a los solistas. Pronto se convirtió en uno de los más importantes de cualquier formación.

Contrabajo. Tocado directamente con los dedos. A veces se sustituía por una tuba.

Piano. Utilizado ya en el ragtime, pasó al jazz como instrumento protagonista.

Trompeta. Tuvo una importancia enorme hasta los años 40 en que fue remplazada por el saxofón. Antes de la trompeta se empleaba un instrumento parecido, la corneta.

Saxofón. Se puso de moda con Coleman Hawkins y pasó a convertirse en solista a partir de la revolución de Charlie Parker.

Banjo. Era el instrumento más importante de la música popular norteamericana. Se utilizó hasta los años 20, luego cayó en desuso sustituido por la guitarra.

Sus Raices (Part II)

El jazz es el fruto del encuentro de la tradición musical africana y la europea, en un escenario preciso, Estados Unidos, a raíz de la llegada de los esclavos negros desde principios del siglo XVII.

En el siglo XIX, la religión cristiana (sobre todo las iglesias baptista y metodista) fue impuesta a muchos de estos esclavos que encontraron en los textos del Antiguo Testamento numerosas analogías aplicables a su propia situación y en las corales una forma de expresión musical. Con el paso del tiempo esos salmos teñidos de tradición africana darían lugar a lo que se conoce como GOSPELL.

La música religiosa convivía con la profana: canciones de plantación, baladas, y otras formas de expresión popular, tanto africanas como europeas, que alimentarían uno de los grandes pilares de la música afroamericana, el BLUES. Si nos atenemos a criterios musicales el blues es una estructura de doce compases, que utiliza las llamadas “blue notes”, alteraciones de la tercera y séptima notas de la escala, pero el blues es mucho más, hay quien lo traduce por tristeza, aunque es más acertado la definición de los propios cantantes de blues: “Blues is a feeling”, es una sensación, un sentimiento.

Por otro lado surge en Saint Louis hacia 1870 un estilo pianístico, que sin llegar a ser jazz se acerca mucho por su carácter dinámico y saltarín, es el RAGTIME, su característica principal es la superposición de un ritmo regular tocado por la mano izquierda y un ritmo sincopado que va haciendo la mano derecha, a veces también utiliza las “blue notes”. Su origen parece ser que está en las danzas que bailaban los esclavos parodiando a sus amos. Las partituras de ragtime se grababan en “rollos de cartón” para piano mecánico o pianola y su músico más representativo fue Scott Joplin.

El nacimiento del jazz se pierde en esa confluencia de formas y estilos musicales de la cultura afroamericana que se produce a finales del siglo XIX: el gospell, el blues, el ragtime, las marchas militares, la música de baile europea….Toda esta mezcla creará el transfondo sobre el que Jerry Roll Morton se permitiría autoproclamarse “inventor del jazz”.

Que es el Jazz?..(Part I)

Pero que es el Jazz?…No lo sé; Solo hay que ponerle play y sentirlo, ese conjunto de ritmos regulares e irregulares improvisados, con la utilización de notas a contratiempo sutiles a veces altas y que en más de una ocasión a llegado a erizarme la piel o arrancarme un suspiro; Así de simple, eso es el jazz para mi.

Gerardo García T.

Concepto:

El jazz es un tipo de música difícil de definir, puesto que en la mayor parte de los casos su estudio teórico se ha abordado desde los principios de la música clásica por musicólogos europeos y el jazz se resiste a ser abordado desde fuera de su propio universo.
El jazz, como muchas otras artes se explica a sí mismo, y sólo la experiencia de su audición permite comprenderlo.